La tipografía tiene la misma importancia en diseño que las imágenes, los colores y las formas, pues esta debe de estar basada en la estética y funcionamiento para el propósito que busque cumplir la marca.

Las tipografías regularme pueden expresar diversas cosas como estados de ánimo, estilos, momentos históricos, etc. Por tal motivo, podemos encontrarlas comprimidas, expandidas, redondas, refinadas, simples, elegantes, etc.

La tipografía debe de estar elegida de acuerdo a los siguientes aspectos:

  • Tipo de texto: Debe de estar emulsionada con el mensaje que se quiere comunicar, según sea informativo, educativo, deportivo, divertido, etc.
  • Imágenes: Si existen imágenes que complementen un logo o texto, la tipografía debe de tener estética y estilo en función de estas.
  • El soporte: Es indispensable que conozcas sobre donde se va a aplicar tu diseño para que puedas medir la legibilidad de tus letras.
  • Audiencia: En función de a quien te dirijas podrás utilizar una u otra tipografía.

En ocasiones lo sencillo y claro puede proyectar más que unas letras trabajadas y rebuscadas, por tal motivo orillarte por algo más limpio, puede darte un mejor enfoque a tu marca y/o diseño.

Recuerda que debes de conocer la personalidad de la marca que quieres representar para reflejar y transmitir nuestros valores, no olvides que es importante diferenciarte de tu competencia y puedes comenzar desde cosas tan simples como la tipografía.

carmesi creativa
Contacta con nosotros
Suscríbete a nuestro Blog
¿Necesitas ayuda? Chatea por WhatsApp